Prof. Dr. Pascual Valdez

rpascual46@gmail.com

Carta del Presidente:

Sabemos que las muertes por asma registradas en Argentina pueden no reflejar su verdadera magnitud como causa de muerte en los niños, adolescentes y jóvenes, debido a múltiples factores, como ser la calidad de la certificación de la causa de muerte, la falta de diagnóstico de la enfermedad o la existencia de co-morbilidades, entre otras.
 
Sabemos que el paciente suele deambular por muchas especialidades diferentes, ya sea en consulta primaria o por derivación, que la realidad regional es heterogénea en nuestro medio, en las barreras al acceso a la salud económicas, culturales, de comunicación, etc... El trabajo en equipo puede permitir la generación de documentos que sirvan como normativa o como base para capacitación, que permitan realizar actividades de educación

continua con los efectores de la atención en diferentes puntos de nuestro país, y que ayuden a contextualizar los procesos educativos en el crisol de culturas que enriquece a la Argentina.

Debemos atravesar los procesos de educación profesional para poder lograr que los miembros del equipo de salud realicen educación comunitaria, cuya efectiva aplicación, junto con la incorporación de las pautas de alarma en profesionales y en la comunidad pueda contribuir a lograr el objetivo planteado de Asma Zero, de eliminar los ataques de asma.

Presidente, SAM

Acerca de la Sociedad Argentina de Medicina

Sabemos que las muertes por asma registradas en Argentina pueden no reflejar su verdadera magnitud como causa de muerte en los niños, adolescentes y jóvenes, debido a múltiples factores, como ser la calidad de la certificación de la causa de muerte, la falta de diagnóstico de la enfermedad o la existencia de co-morbilidades, entre otras.
 
Sabemos que el paciente suele deambular por muchas especialidades diferentes, ya sea en consulta primaria o por derivación, que la realidad regional es heterogénea en nuestro medio, en las barreras al acceso a la salud económicas, culturales, de comunicación, etc.. El trabajo en equipo puede permitir la generación de documentos que sirvan como normativa o como base para capacitación, que permitan realizar actividades de educación continua con los efectores de la atención en diferentes puntos de nuestro país, y que ayuden a contextualizar los procesos educativos en el crisol de culturas que enriquece a la Argentina. Debemos atravesar los procesos de educación profesional para poder lograr que los miembros del equipo de salud realicen educación comunitaria, cuya efectiva aplicación, junto con la incorporación de las pautas de alarma en profesionales y en la comunidad pueda contribuir a lograr el objetivo planteado de Asma Zero, de eliminar los ataques de asma.

Con la denominación de "Sociedad Argentina de Medicina" SAM, se constituyó en 1993, una entidad de carácter Civil, sin fines de lucro, cuyo domicilio legal se fija en Capital Federal. La SAM tiene como fin promover la actividad científica, académica y asistencial de la Medicina en la República Argentina.
 
 A lo largo de la historia podemos hablar de 3 etapas de la SAM.

Una primera etapa tras un largo recorrido que se inició en las jornadas  de Residentes, ya que desde 1974 los residentes de especialidades clínicas se reunieron anualmente en una Jornada de neto contenido académico, donde éstos eran participantes organizativos, sin embargo no presentaban trabajos científicos, por lo tanto su participación no era activa desde el punto de vista científico. Tiempo después comenzaron los primeros trabajos científicos de corte institucional, siempre con participantes y asistentes de unas pocas residencias médicas  de la Capital Federal. A partir del año 1985 un grupo de médicos residentes y no residentes interpreta a la residencia no solamente como un modelo de aprendizaje asistencial, sino que se le agrega la idea que los residentes podrían realizar también tareas de investigación científica.

 El espíritu fue desde el comienzo planteado como un proyecto nacional convocante. La historia  dió la razón de 42 trabajos científicos presentados en dicho año, pasó progresivamente a 300, 700, 1000 y 1500 actual.

Desde el año 1985 las jornadas priorizan la producción científica y la federalización de las residencias médicas. Crecen los congresos y empiezan a aparecer los cursos de posgrado.

En 1993 se logra la personería jurídica, no cambiando el rumbo. Se continúa con el congreso anual, los cursos, y en 1998 aparece nuestra revista. RAM.

En la segunda etapa hubo que hacer una reconstrucción económica y replanteos de funcionamiento, pero lenta y progresivamente el crecimiento de los cursos y el Congreso, fue continuo, agregándose desde el año 2009 proyección internacional en el congreso y las jornadas de residentes, que incluyeron un esquema internacional que atrajo a numerosos participantes de países Latinoamericanos. El éxito alcanzado en los congresos y jornadas 2011/2012 con 6000 y 4500 asistentes, y entre 700 a 1000 trabajos científicos, demuestran esta realidad, siendo a partir de entonces Congreso y Jornadas Internacionales.
 
En el año 2015 comienza la tercera etapa de la SAM donde, manteniendo y acrecentando logros previos, se empiezan a producir múltiples actividades.

Los principales son: la SAM logra ser aceptada por el entonces Ministerio de Salud de Nación como entidad certificadora de títulos de especialistas en clínica médica a lo cual agrega convenios de certificación y recertificación con la Facultad de Medicina de UBA y con la Academia Nacional de Medicina, comienza el curso superior de especialistas CECLIMI, se relanza la Revista Argentina de Medicina RAM. La SAM es convocada para acreditar residencias y para tomar examen de especialistas en el Ministerio. Además se firman convenios con cerca de 20 sociedades científicas argentinas y otro tanto de latinoamérica. Se crean cerca de 20 consejos de especialidades, y se establece un fuerte vínculo con el interior a partir del Foro Argentino de Medicina Clínica y la creación de múltiples distritos SAM.

Se realizan documentos de consenso propios y con sociedades científicas, se publican las recomendaciones argentinas de manejo de la hipertensión arterial por clínicos, comienzan las investigaciones multicéntricas. En el plano internacional se adhiere a la Federación Europea de Medicina Interna EFIM, se firman convenios con España y Portugal, se crea el Foro Internacional de Medicina Interna desde SAM, con las 2 primeras presidencias a cargo de nosotros. Se realizan investigaciones internacionales, se obtienen premios, se publican recomendaciones latinoamericanas sobre manejo de patologías.

Se participa en documentos ministeriales, y aparece un nuevo emprendimiento SAM: la participación social en temas vinculados a salud que afectan la calidad de vida de los ciudadanos a través de publicaciones, de trabajo intersocietario, de presencia en medios de comunicación, inclusive en el Congreso de la Nación. Lo más reciente es la firma de un convenio intersocietario y con una empresa internacional para realizar acciones tendientes a reducir drásticamente la mortalidad por asma.
 
La historia continúa.

¿Querés conocer más?

Visitar