Inhaladores y otros Tratamientos

Rescate Anti-Inflamatorio (Pacientes Moderados a Severos / GINA 3-5)

Siendo el asma una enfermedad inflamatoria, la iniciativa Global de Asma (GINA) no recomienda utilizar solamente un broncodilatador (mono-terapia) (Rescatador Azul) para el tratamiento del asma.[1]
Seguí leyendo debajo.

Asma Zero

Por lo general, el asma es tratada con 2 tipos de medicamentos diferentes:

  1. Mantenimiento o Preventivo: diseñados para reducir la inflamación que causa los síntomas del asma y los ataques.
  2. Rescatadores: diseñados para proveer alivio inmediato de los síntomas del asma.

En Argentina, existen inhaladores rescatadores que sólo contienen un broncodilatador (generalmente "azules") conocidos como SABA, mientras que a su vez hay inhaladores que poseen una combinación de corticoides inhalatorios (ICS) y broncodilatadores de acción prolongada (LABA) que por tener una acción rápida, pueden utilizarse tanto para el mantenimiento como el rescate (alivio).

Confiar en un Rescatador azul (sólo broncodilatador) podría no ser bueno para vos

Siendo el asma una enfermedad inflamatoria, la iniciativa Global de Asma (GINA) no recomienda utilizar solamente un broncodilatador (mono-terapia) para el tratamiento del asma.[1]

Muchos pacientes confían en su tradicional rescatador azul para tratar su asma[2],  pero los expertos piensan que los pacientes permanecen en riesgo de sufrir ataques (crisis) de asma si sólo confían en su rescatador azul y no utilizan lo suficiente su medicación anti-inflamatoria preventiva[2]. Esto se debe a que los rescatadores azules no tratan la inflamación y no protegen de los ataques (crisis) de asma. [3]

 

Mantenimiento y Rescate con el mismo inhalador

Si tu asma es moderado a severo (clasificación GINA 3-5), y sos mayor de 12 años, de acuerdo a la clasificación GINA, el médico podría indicarte el uso de un inhalador que contenga corticoides inhalados (ICS) y un broncodilatador de acción larga (LABA) [ICS/LABA]. Sólo algunos productos con asociaciones ICS/LABA, se encuentran aprobados en la Argentina para este tipo de uso, sólo tu médico podrá asesorarte al respecto.

 

Los ICS/LABA aprobados para Mantenimiento & Rescate en pacientes moderados a severos (GINA 3-5) están diseñados para actuar con acción doble, la de aliviar los síntomas y reducir la inflamación. De esta manera, actúan al mismo tiempo sobre los síntomas y la causa de los mismos.

  • Estos ICS/LABA son tan rápidos como el inhalador azul para aliviar los síntomas.[4]
  • Estos ICS/LABA te protegen de ataques, dado que tratan la inflamación cuando más lo necesitás.

Te compartimos información que a otros pacientes les resultó de utilidad para comprender los beneficios de usar un inhalador ICS/LABA para Mantenimiento y Rescate:

  1. A muchas personas les gusta su Rescatador azul, porque alivia sus síntomas. Pero estas personas no están obteniendo lo mejor para su tratamiento del asma, especialmente si confían demasiado en su Rescatador azul y no usan su Preventivo lo suficiente. Están tratando los síntomas en lugar de tratar la verdadera causa de los ataques de asma.
  2. La Iniciativa Global de Asma (GINA) ahora prefiere que los pacientes moderados a severos (GINA 3-5) utilicen un Rescate Anti-Inflamatorio en lugar de un Rescatador Azul. Esto es porque los Rescates Anti-inflamatorios combinan tanto el Mantenimiento de la enfermedad como el Rescate en el mismo dispositivo: tratando los síntomas y la causa de los ataques de asma.
  3. El Rescatador azul trata los síntomas pero no la inflamación que causa los ataques de asma. Los ICS/LABA aprobados para Mantenimiento & Rescate tienen una acción doble: aliviar síntomas y reducir la inflamación en pacientes moderados a severos (GINA 3-5).
  4. Si sos un paciente moderado a severo (GINA 3-5) los ICS/LABA aprobados para Mantenimiento & Rescate alivian los síntomas de la misma forma que un rescatador azul tradicional, pero a la vez te previenen de los ataques de asma.

 

AR-1256 06/2019


[1] GINA 2019. Disponible en http://ginasthma.com

[2] O’Byrne PM et al. Eur Respir J. 2017 50: 1701103

[3] Pavord ID, et al. The Lancet 2018 391(10118): 350-400

[4] Seberová E, Andersson A. Respir Med. 200094(6):607-611