Inhaladores y otros Tratamientos

Errores en el uso de los inhaladores

El tratamiento más efectivo para el asma se basa en el uso de dispositivos que contienen medicamentos activos para ser inhalados. Cada tipo de inhalador requiere, por parte del paciente, la realización de una maniobra coordinada que termina con la correcta llegada del fármaco a su lugar de acción, la vía aérea inferior (los bronquios).
Seguí leyendo debajo.

Dr Walter J. Mattarucco

walter.mattarucco@gmail.com

Médico Neumonologo UBA (MN 80161 MP 11506), Especialista en Clinica Médica.

El éxito de la terapia se basa en dos aspectos fundamentales: la adherencia al tratamiento (cumplimiento) y la correcta maniobra en la administración del  medicamento.

Es fundamental que los médicos tratantes instruyamos a los pacientes en el uso correcto de estos dispositivos explicando en forma práctica cómo se hace la maniobra, así como proveer material educativo, ya sea escrito o videos. Es usual que el paciente pueda hacer una maniobra aceptable durante la consulta, pero que en lo sucesivo no la recuerde o adquiera ciertos errores que  disminuyan la efectividad de la misma.

A modo de enseñanza voy a mencionar los errores más frecuente que he observado en mi práctica diaria cuando chequeo en la consulta la maniobra inhalatoria de cada paciente.

ERRORES FRECUENTES DURANTE EL USO DE AEROSOL (MDI)

  1. No agitar el aerosol antes de realizar la maniobra.
  2. No exhalar todo el aire como preparación para recibir la medicación.
  3. Falta de coordinación: inicio tardío de la inhalación con inspiración corta, consecuencia: mayor depósito en boca. Algunos pacientes exhalan al momento de inhalar.
  4. Inspiración insuficiente: cierre de la boca antes de culminar la inhalación, consecuencia: el aerosol queda en la boca y puede salir por las fosas nasales.
  5. No retener el aire al terminar la maniobra: Inhalación adecuada sin apnea, consecuencia: el aerosol ingresa, no hay tiempo para que la medicación se deposite y parte de la misma es exhalada.

Consejo útil:

Muchas veces los pacientes se avergüenzan en la consulta y el pudor les impide hacer una demostración correcta. Un consejo útil es sugerirle al paciente que haga la maniobra frente a un espejo, de esta manera puede visualizar el aerosol. Si éste es visible durante la manobra es posible que no ingrese a la vía aérea.  Es aconsejable que un familiar allegado observe la inhalación luego de haber sido instruido para realizar correcciones.

Mirá el video con el correcto uso del Aerosol

 

ERRORES FRECUENTES DURANTE EL USO DEL POLVO SECO

Al igual que con los aerosoles, lo primero que debe realizarse es una espiración vaciando los pulmones y dejarlos preparados para recibir el medicamento. Abrir, Activar o cargar el dispositivo de polvo seco según el que haya sido indicado por el médico.

  1. Exhalar sobre la boquilla con el dispositivo activado. Consecuencia: parte del polvo con medicación se pierde y la dosis inhalada será menor.
  2. Inhalación suave y sin el esfuerzo suficiente como para aspirar la medicación que se encuentra en el dispositivo. Muchas veces queda en el dispositivo o solo llega a la cavidad oral.
  3. Retención de la inspiración insuficiente: Buena maniobra inspiratoria pero sin apnea posterior.  Consecuencia: parte de la medicación es exhalada y habrá llegada insuficiente del polvo seco a la vía aérea inferior.

Consejo útil:

Verificar el contador de dosis para calcular cuándo se necesitará adquirir un nuevo dispositivo. Evaluar las condiciones en las que se debe guardar el dispositivo de temperatura y evitar los ambientes de humedad elevada. También puede ser útil entrenar un familiar, cuidador o allegado para el control de la maniobra.

Mirá el video con el correcto uso del Polvo Seco